Wub

  • 0 Respuestas
  • 2260 Vistas
*

Desconectado Lukkaem

  • *
  • 67
  • Efectivamente y no
Wub
« en: Noviembre 21, 2016, 11:53:05 am »
-Por favor toldo, no me falles ahora
Mire hacia atrás, el mercader estaba terminando de subir a por la cornisa, ¡como se pone por un poco de fruta! ¿que ha sido? un par de melocotones hoy, los higos hace un par de semanas, 10 monedas de oro tiempo atrás...Pensándolo bien, debería cambiar de zona en la que robar, por suerte dentro de poco ya no estaré aquí.
No tenía otra opción, salte hacia abajo, solo eran 9 metros de caída. La tela del toldo aguantó, los soportes de madera no. Un gran estruendo resonó por todo el mercado, todo el mundo se giró a mirar que pasaba. La tela  amortiguo gran parte de la caída, pero aun asi me golpee en un costado, joder como dolía, esperaba que las costillas no estuviesen rotas… no justo antes del viaje.Por lo menos, la bolsa de provisiones estaba perfecta.
-¡Te lo mereces bastarda!-dijo el mercader desde la azotea-¡al ladrón, que alguien la atrape!
Debajo de los restos del toldo empezó a moverse algo, seguramente otro mercader enfadado, así que no perdí tiempo y me escabullí de allí como pude entre toda la confusión.


Rumbo al puerto, ese día salía un barco con destino a Neztlan, la gran ciudad, un sitio mucho más rico que el pueblucho que esperaba dejar atrás. Había oído rumores de otros ladrones, de grandes riquezas, de familias ricas que acogían a chicas como ella. El viaje duraba apenas 10 días en barco, así que con lo que llevaba en el morral tendría suficiente como para esconderse entre las mercancías del barco y no sospecharan que llevaban un polizón.


El puerto no era gran cosa, había un par de barcos preparándose para zarpar, un pequeño velero y otro más grande con mucho bullicio, por lo menos 30 personas entre pasajeros y tripulantes. Justo en ese momento aparecieron los guardias de la ciudad con el mercader. Corrí antes de que me viesen a un baúl lleno de herramientas y me escondí dentro. Alguien movió el baúl.
-¿Pero qué demonios guardas aquí longinus, a tu amante?
-Cierra el pico y guarda todo, no debemos de atrasarnos mucho más y esas herramientas nos serán muy necesarias.


Creo que ya estoy dentro del barco, hoy empieza mi nueva vida en Neztlan...